WORKING-HOLIDAY ALEMANIA PARTE Nº6- Oktoberfest

Sabido es mi gusto por la cerveza. Recuerdo con cierta nostalgia aquellos momentos cuando en la Universidad nos relajábamos tomando cervezas sentados  sobre el pasto. Eran tiempo en que uno hacía primar la “cantidad” en desmedro de la “calidad”, es por eso que siempre consumíamos Báltica o Carta Blanca, que eran las cervezas más baratas y por ende, su sabor se asemejaban a la orina de un gato, y su olor me hacía recordar a la orina seca de mi  abuelito, pero eso no importaba, la cosa era pasar un buen momento y embriagarse.

Fue en esos días cuando descubrí que existía en el Mundo una  fiesta llamada “Oktoberfest”. Inmediatamente se convirtió en uno de mis sueños. Algún día tenía  que  visitarla, emborracharme con su buena cerveza y vivir toda esa atmósfera que solo te entrega la mayor fiesta de Cerveza del Mundo.

Entrada del Oktoberfest
Justamente este año y aprovechando  mi estadía en Alemania, decidimos ir, junto con Bekki al popular Oktoberfest, que cada año se celebra en la ciudad de München, en la región de Bayern (Baviera).
Debido a que siempre cuando viajo, trato de abaratar costos, y además convivir con gente de la zona para conocer mejor su cultura,    me puse a buscar personas conocidas que nos pudieran albergar los días que estuviéramos visitando el sur de Alemania. Fue en eso, que contacté a una amiga alemana conocida en Arica y que hace tres semanas atrás nos había visitado en Rostock, me refiero a  Berny! – O como le gusta que le digan ahora que entró a la Universidad; Bernardette-  Ella precisamente vive en Baviera, en una ciudad muy próxima a München, llamada Regensburg.

Solo faltaba ver el tema del  transporte, desde Rostock hasta Regensburg. Debido a que los tickets en tren estaban relativamente caros, decidimos irnos en bus. Compramos los ticket (32 euros c/u) a la empresa http://meinfernbus.de/  y con esto, el sueño de conocer el Oktoberfest, cada vez se transformaba más en una  realidad.

El viaje comenzó el lunes 29 de Septiembre a las 7:00am y duró cerca de 10 horas. Es decir, a las 17:20 horas ya estábamos en la ciudad de Regensburg saludando a Berny, que nos había ido a buscar  a la estación de buses.

Así levantan el ego los Alemanes (Baños en restaurantes, camino a München)
Durante los siguientes días, nos dedicamos a recorrer Regensburg, la cual es una muy linda ciudad. También conocimos su vida nocturna, la que posee varias opciones para ir bailar, tomar o escuchar música en vivo.

De carrete en algún Pub de Regensburg
El Walhalla, principal atractivo de Regensburg




Bekki abrazando árboles
Flores...
En lo que alguna vez fue un castillo.
Jardín del que alguna vez fue un Castillo
Atardecer en Regensburg
Paisajes de Baviera
El Restaurant de Salchichas más antiguo del Mundo está en Regensburg
Así pasaron los días, hasta que llegó el  jueves, que fue el día en  que decidimos ir al  Oktoberfest, en München, que queda a una hora y media de Regensburg. Berny y su pololo Moritz nos acompañarían también.  

Haciendo la previa antes de tomar el tren hacia München
El tren que abordamos naturalmente iba lleno,  muchas personas llevaban el traje típico de estas fiestas; las mujeres, esos típicos vestidos largos, decorado con un generoso escote, mientras que los hombres vestían pantalones cortos de cuero con tirantes y camisas cuadrillé, entre ellos yo, ya que Moritz gentilmente me había prestado su traje. Me veía simpático.

Al llegar a la estación principal de München, se podía sentir esa fiebre de fiesta. La estación – como diría Peter Veneno-  estaba atiborrada de gente –Se podía notar la embriagues en algunas persona con solo mirar sus ojos desorbitados.

Abandonamos la estación y caminamos cerca de 15 minutos, siguiendo a la multitud y casi sin darme cuenta, en un momento tenia al Oktoberfest frente a mí. Realmente se respiraba cerveza…

Mucha Gente ...
Típicos locales del Oktoberfest
Yo con mi traje de cuero

Dimos un par de vueltas, y luego decidimos buscar alguna mesa en un local, para tomar. La mayoría de los locales o “carpas” ya estaban llenos con lo que ya no dejaban entrar, sin embargo en las mesas ubicadas en  sus terrazas aún  quedaban sitios disponibles. Nos sentamos, y por fin  pedimos nuestra tan ansiada cerveza. El sueño se había cumplido…
Servida en una jarra de 1 litro. De color dorado claro, tono mate, y a veces turbia. Con finas burbujas. Espuma generosa y abundante, muy compacta y de buena duración. Su aroma te trae a la memoria a cítricos y a hierbas húmedas recién cortadas. Su sabor es delicado, muy fácil de beber y te deja un amargor al final del trago. Realmente la mejor cerveza que he probado hasta ahora, se trata de la Hacker-Pschorr.



Buena cerveza...
Típicas carpas para tomar cerveza
Haciendo el primer "Prost" de la noche
Dentro de la carpa
Ya un poco borrracho
Finalmente luego de tomar, comer  e incluso  también disfrutar de un parque de entretención que se encuentra dentro del Oktoberest, era hora de regresar a Regensburg. Tomamos nuestro tren de regreso a las 00:00am. Al llegar nos despedimos muy agradecidos de Berny  y Moritz ya que al día siguiente, a las 6:30am debíamos partir de regreso  a Rostock. El viaje al Oktoberfest había llegado a su fin…


Datos Curiosos.-
-  Según Bekki, que sabe mucho de historia,  el primer Oktoberfest se celebró en 1810, en honor              a la boda del Principe Luis y Teresa de Sajonia-Hildburghausen.

-  Una gran parte del Oktoberfest se celebra en Septiembre, netamente por el clima. En Octubre              empieza a hacer mucho frio.

-  Si van a München, se encontraran con dos saludos típicos. No se saluda con un “Hallo” como               en el resto de Alemania, sino más bien con un “Servus!” o un “Grüss Gott!”.

-  Definitivamente la cerveza de München, es la mejor!

Gastos.-
-   Una jarra de buena cerveza en el Oktoberfest = 10 euros.
-   Tickets en bus desde Rostock a Regensburg (ida y vuelta)= 64 euros.
-   Tickets en tren desde Regesburg hasta Münche (ida y vuelta) =9 euros.
-   Dos noches de carrete previo a Oktoberfest=18 euros.
-   Viaje en barco por Regensburg =11 euros.
-   Comida para toda la semana comprada en Supermercado= 12 euros.

Comentarios

Entradas populares